Mantente alerta: monitorea tus créditos.

Recibe alertas ilimitadas sobre tu historial crediticio, de esta forma podrás detectar movimientos no reconocidos o rastros de robo de identidad.

Alertas crediticias: vigilar para proteger.

Estar al pendiente de los movimientos en tu historial crediticio te ayudará a mantener un score sano. Reaccionar a las notificaciones de modificación de forma inmediata, hará la diferencia.

Para contratarlo necesitarás:

Una cuenta de correo electrónico

donde recibirás tus notificaciones

Identificación oficial

(INE, Pasaporte, Forma Migratoria para Extranjeros)

Copia de tus estados de cuenta

de tarjetas de crédito, créditos hipotecarios y automotrices, si cuentas con alguno.